Sigueme por email cuando actualizo

lunes, 2 de abril de 2012

REFLEXIONES...

El  amor tiene significados diferentes desde el punto de vista de quien lo da.
¡Y es tan raro el empate entre dar y recibir!...
Hay personas absolutamente incapaces de recibir  amor. Hay otras que clasifican el amor recibido según su modo de ser, reduciendo o ampliando el afecto que recibe a través de sus ojos. ¿Quien puede decir con seguridad que sabe evaluar el amor recibido?
Hay otras que sólo consiguen amar cuando reciben amor, no admiten darlo sin recibirlo. Hay, también, la persona que no dará amor jamás, pues sólo sabe recibirlo. Y hay aquella otra que quiere y necesita recibirlo, pero.... no sabe qué hacer cuando lo recibe; transformándose, en una carencia para seguir por la vida.
 ¿Has visto que hay personas que no saben gastar?
Recibir amor es como saber gastar , gastar el amor de quien está dándolo.
Muchas saben ganar mucho dinero: pero después no saben gastarlo.
Es necesario hacer que el  amor produzca  sus frutos, en quien lo recibe. Hay quien sabe invertirlo .Hay quien no sabe y gasta el amor recibido, todo a la vez, sin noción de cuanto le costó a quien lo dio. El problema de recibir  amor fundamentalmente está en la manera por la cual cada persona recibe el amor, modelándolo.
¿Qué valdrá  el amor para el mundo, si el modo de recibirlo es pequeño?
¡Será enorme! Por eso que es importante, además de saber darlo, en saber recibirlo.
Recibirlo, si es posible evaluando la intensidad que es dado .  Recibir amor es tan difícil .

¿Quién ha sufrido por otro ?
A menudo nos encontramos con el yo hice…y quién exclama: yo di a cambio de nada.
En la vida el intercambiar favores, no es amistad, es tal vez una acción de convivencia.
 En el silencio hay muchas verdades ocultas siempre. Aprender a callar, no es  creerse inferior, todo lo contrario, es aprender a pensar. No existe mayor escuela que la vida, guíate de lo positivo, lo negativo ignóralo, eso nos fortalece. La burla tiene su camino; pero siempre encuentra una roca con la que tropieza. Siempre existe el camino que nos conduce a la verdad. Siempre ante una derrota hagamos el intento de levantarnos aunque nos cueste algún trabajo, no se puede dar la satisfacción de vernos derrotados vale más nuestro espíritu y conciencia que todo mal deseado a uno. La crueldad siempre es detestable , pero es más detestable quien la emplea. Se puede mentir, engañar, traicionar ¿Quién lo duda?; pero tarde o temprano se descubre por una simple acción.Tarde o temprano lo que han hecho lo sentirán en carne propia, esa es una ley de vida ,eso siempre se cumple.
Hay quienes predican y en la práctica hacen lo contrario. La defensa de protegerse es derecho de todos, pero no culpemos a otros por nuestros errores.
Los ojos expresan la verdad, ¿ cómo serán aquellos que al hablar no levantan sus ojos de la tierra ? cuando se tiene la verdad se mira de frente sea cual sea esa verdad .


Ríe con el amor cuando lo sientas, cuando es correspondido o cuando ocurra lo contrario, trata de ignorar el dolor aunque lleves por dentro una lágrima
Muchos ignoran que se descubren más con la mirada que con las palabras .Podrás grabar miles de cosas en tus adentros, pero encuentra las razones, las explicaciones para hacerlo si es para tu bien, cuando sea para mal olvídalas del todo, de raíz Hay llantos infinitos que no brotan a los ojos pero se hacen por dentro.
Pongámonos elegantes ante la vida, no con trajes de ocasión sino con el traje más elegante que es nuestra conciencia.

No dejes que termine el día sin haber crecido un poco, sin haber sido feliz, sin haber aumentado tus sueños.
No te dejes vencer por el desaliento. No permitas que nadie te quite el derecho a expresarte, que sea casi un deber.
Tu capacidad de servir a los demás está en proporción directa a la grandeza de tu corazón y a la nobleza de tus sentimientos; de igual manera, a medida que te esfuerzas por compartir. dar, servir y ser solidario, crece y se ennoblece tu ser interior, convirtiéndote en mejor persona, más feliz y con mayores posibilidades de vivir una vida de mejor calidad.

La felicidad no depende de lo que pasa a nuestro alrededor... sino de lo que pasa dentro de nosotros mismos.
La felicidad se mide por el espíritu con el cual nos enfrentamos a los problemas de la vida.
La felicidad... ¡es un asunto de valentía!; es tan fácil sentirse deprimido y desesperado...
La felicidad... ¡es un estado de ánimo!; no somos felices en tanto no decidamos serlo.
La felicidad... ¡no consiste en hacer siempre lo que queramos! pero sí en querer todo lo que hagamos.
La felicidad nace de poner nuestro corazón en el trabajo... y de hacerlo con alegría y entusiasmo.
La felicidad, no tiene recetas... cada quien la cocina con la sazón de su propia meditación.
La felicidad... ¡no es una posada en el camino... sino una forma de caminar por la vida!